Nacional

Exigen evitar contagios de Coronavirus en migrantes recluidos en albergues

Carlos Guzmán Martín/CDMX. El presidente de la Comisión de Asuntos Frontera Norte de la Cámara de Diputados, Rubén Moreira, demandó al gobierno federal reforzar las acciones de vigilancia epidemiológica y de prevención del COVID-19 en las dos fronteras de nuestro país, principalmente en los albergues para migrantes, donde la marginación y la pobreza extrema hacen más vulnerable la salud de las y los mexicanos.

El legislador presentó a la Comisión Permanente cuatro puntos de acuerdo. Dos se refieren a la Secretaría de Salud (SSA), uno al Instituto Nacional de Migración (INM), y otro a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), con la finalidad de hacer frente, de manera puntual y eficiente, al problema de la pandemia en favor de los migrantes.

En el primer punto de acuerdo exhorta a la SSA a enviar brigadas médicas a las casas de migrantes sostenidas por organizaciones de la sociedad civil, agrupaciones sociales, religiosas y particulares, a fin de asegurar el diagnóstico, asistencia médica y la protección de los derechos humanos de las y los migrantes, en estos momentos de emergencia sanitaria.

Respecto del punto de acuerdo a la SSA, Moreira Valdés exhorta a la subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, a reforzar las acciones de vigilancia epidemiológica en las comunidades rurales e indígenas del país, así como en las poblaciones que concentran los mayores índices de pobreza extrema.

 Al INM lo instó para que, de conformidad con los principios constitucionales en materia de derechos humanos, fortalezca los protocolos de prevención recomendados por la autoridad federal sanitaria, habilite espacios físicos y despliegue personal especializado en la detección y contención de posibles casos de COVID-19 en instalaciones migratorias y albergues ubicados a lo largo de ambas fronteras mexicanas.

El cuarto punto de acuerdo presentado es para que la CNDH realice visitas a los albergues a cargo del INM con el objetivo de evaluar el respeto y protección de los derechos humanos. En especial, solicita verificar las medidas instrumentadas para evitar contagios y salvaguardar la salud de las y los migrantes.

Rubén Moreira expuso que los albergues son espacios de protección para los viajeros fatigados, enfermos, vejados o agredidos y siempre van a requerir de ayuda, porque faltan voluntarios y profesionistas, así como alimentos, ropa, zapatos, artículos de limpieza personal y de aseo, ropa de cama, colchonetas, cobijas, computadoras, teléfonos celulares con crédito y medicinas.

Explicó que los migrantes están forzados a vivir hacinados en cuartos que comparten entre 40 o 50 personas, amontonados en literas, sin acceso a la salud, alimentos y ahora con el riesgo de contagio, por lo que urgió a las autoridades federales a tomar cartas en el asunto, así como a los gobiernos estatales por donde transitan: Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Tabasco, Campeche, Morelos, Tlaxcala y Zacatecas, entre otros entidades señaladas por el Coneval con indicadores de rezago y pobreza extrema.

“México está obligado a aplicar políticas migratorias que velen por los derechos de esta población indefensa frente a la pandemia. Es urgente contener contagios de COVID-19, sobre todo en las fronteras”, puntualizó el diputado federal.